Hipnoterapia: una forma de sanación
Entrevista realizada por: Maria Mercedes Ocampo el 30 de Marzo de 2004 para la revista Maxi (Revista de circulación exclusiva de Supermercados SUPERMAXI)
.

La hipnoterapia permite que la persona reviva conscientemente los hechos que marcan su historia presente y que generan conflictos en su vida y en sus relaciones.

Cuando escucha la palabra hipnosis seguro que varias ideas equivocadas se le vendrán a la mente: pérdida total de la conciencia, actos involuntarios, decir cosas que no quería decir; entre otras situaciones que a veces se ven en la televisión y no son más que un show. Pero ¿sabía usted que la hipnosis es utilizada como una terapia alternativa capaz de sanar alma, cuerpo y espíritu? Y es que si usted sufre de algún tipo de malestar, adicción, depresión, estrés, dolor, o cualquier otro tipo de "problema" la hipnoterapia puede ser una interesante alternativa.


La Terapia Integrativa de Psicología Profunda bajo Hipnosis (Hipnoterapia), creada hace más de 25 años por el profesor Werner Meinhold, hipnoterapeuta alemán, no consiste en dormir al paciente o llevarlo a un estado de trance o algo extraño; sino que analiza año por año la historia de su vida desde el presente hasta el momento de la concepción, para encontrar el por qué de su enfermedad o problema.

La hipnosis permite evocar pasajes minuciosos de la infancia con todos los componentes emocionales que lo acompañaron y es también un estado amplificado de la conciencia, donde se pueden percibir hechos y circunstancias que muchas veces nuestra mente olvida, pero que de una u otra manera tienen que ver con nuestras dolencias. A través de la hipnosis se puede volver a experimentar la concepción, la vida en el vientre materno y la primera infancia, ya que en estas fases el ser humano se encuentra en un estado de hipnosis profundo natural que más tarde no le permitirá recordar con claridad nada de lo sucedido. Es por esto que cuando usted intenta recordar alguna situación que le sucedió en los tres primeros años de su vida no lo puede hacer con claridad.

Por su enfoque holístico esta terapia supone ser una de las más completas, ya que trabaja en los 3 niveles del ser humano: físico, mental y espiritual.

Bajo hipnosis.

La hipnosis es una técnica con grandes alcances médicos y terapéuticos que esta siendo retomada por algunos especialistas de la salud, debido a los buenos resultados obtenidos.

Durante esta terapia el área consciente e inconsciente de la mente están abiertas a la vez, cosa que no ocurre durante la vigilia ni durante el sueño. De este modo, ambas áreas trabajan juntas tratando de acercar el intelecto y las emociones para resolver determinados problemas o traumas.

Este tratamiento es cada vez más utilizado por médicos y psicólogos; aunque, por lo general, se aplica como terapia complementaria. No podemos hacer lo que queremos o comportarnos como quisiéramos porque obedecemos a impulsos internos dictados por las experiencias y emociones archivadas en nuestra mente subconsciente, que son las que determinan nuestra conducta, nuestros valores y principios. Durante un estado hipnótico accedemos al archivo de nuestra memoria y con las técnicas necesarias podemos determinar cuándo y por qué se creó ese concepto al cual hoy obedecemos. A partir de esta terapia podemos modificar y reprogramar de manera positiva o provechosa nuestras experiencias.

La hipnosis no es más que un estado amplificado de conciencia durante el cual nuestros sentidos se agudizan, tenemos acceso a nuestros archivos de memoria y ponemos nuestra atención en los procesos internos que son los que determinan nuestra conducta externa. Además, durante este estado estamos más susceptibles a las sugestiones, en especial las positivas, que no amenazan nuestros valores establecidos.

Casos que se pueden tratar.

A continuación le presentamos una serie de "problemas" para los que la hipnoterapia es recomendada.

Psicológico: miedos, ansiedades, depresión, estrés, fobias, anorexia, bulimia, miedo a las alturas, migrañas, mala memoria, bajo autoestima, falta de concentración, irritabilidad, insomnio, miedos en general.

Psicosomático: todo tipo de enfermedades provocadas por traumas del pasado, por actitudes mentales negativas, autoagresivas, dolores de origen desconocido.

Matrimoniales y de pareja: decepciones amorosas, adicción a la persona, dependencia de la pareja, obsesiones, celos excesivos, maltratos físicos y sicológicos.

Adicciones: al alcohol, droga, cigarrillos, etc.

Laborables: falta de motivación, éxito, productividad, estancamiento.

De comunicación: problemas al hablar en público, tartamudeo.

De tipo sexual: falta de deseo, frigidez, impotencia, esterilidad, infertilidad, identidad sexual, eyaculación precoz, disfunción eréctil, entre otros.

Durante el estado hipnótico accedemos a los archivos de la memoria y podemos determinar en qué momento de nuestra vida se produjo el problema que nos afecta.

 

Hipnoterapia en Ecuador.

En el país muy pocas personas conocen sobre esta terapia y no son muchos los profesionales que la practican de manera adecuada.

Tibor Zsámboki, húngaro radicado en Ecuador hace más de 20 años, es uno de los pioneros de esta técnica en el país y reconoce que mucha gente se somete a esta terapia alternativa cuando ya lo ha intentado todo.

El consultorio de Zsámboki es un cuarto acogedor sin ventanas que evoca el útero materno como parte del "ritual" de inicio. No puede faltar una cobija que da seguridad al paciente y luego de unas palabras de relajación y la imposición de su dedo sobre la frente, usted entrará de inmediato en un estado de hipnosis que le permitirá ubicarse en el momento en el que se produjo su "problema".

El especialista toma apuntes sobre su caso y conforme avanza la terapia, él determinará el momento exacto de su vida en donde se produjo el incoveniente.

La forma de terapia que él practica se realiza cuando el paciente entra en hipnosis, pero en un estado consciente, en el cual la sensibilidad del cuerpo disminuye, pero la conciencia y la mente se enfocan de manera tal que establecen conexiones con las imágenes de la temprana infancia, de la vida en el vientre de la madre o, aún, en las vidas pasadas de la persona, a través de regresiones.

"Primero se hace una entrevista, se habla de qué problemas tiene la persona y ahí es donde la ayuda del profesional se hace presente. A través de este proceso vienen cambios importantes ya que nosotros no trabajamos sobre síntomas, sino que atacamos la raíz del problema. El ser humano tiene una historia de vida que le afecta y debemos trabajar con esta historia", asegura. La hipnoterapia, según explica el profesional, vendría a ser una especie de rompecabezas que poco a poco va uniendo las piezas correctas desde sus inicios, para finalmente armar o armonizar la vida del ser humano.

"Cuando a alguien le sucede algo en una etapa de su vida puede ser que solo capte una pequeña parte y no pueda ver el resto, pero a través de la regresión bajo hipnosis puede recoger una gama de experiencias de las que no se acuerda y asi entender en su totalidad todo lo que sucedió; entonces se reconcilia con los hechos, lo acepta y saca una conclusión positiva que puede aplicar en cada situación similar".

Con esta terapia alternativa usted tiene la opción de atacar a su problema desde la raíz, ya que conocerá el verdadero origen de su padecer y al aceptarlo sus dolores, traumas o adicciones irán desapareciendo poco a poco.

CONTRAINDICACIONES:

Según el hipnoterapeuta no es recomendable realizar este tipo de tratamiento en caso de padecer demencia senil o Alzheimer, ya que la hipnosis requiere una estructura mental sana y la parte del sistema nervioso central debe estar intacta.

Cuando una persona mayor lleva demasiado tiempo dedicado al alcohol, la droga o algún tipo de adicción también es difícil que la terapia funcione ya que su cerebro se ve directamente afectado.

La terapia no funcionará si la persona asiste de manera obligada y no tiene deseos de colaborar.

Tampoco se recomienda que lo hagan las mujeres embarazadas porque podrían revivir momentos difíciles en sus vidas y estas emociones serían transmitidas a sus bebés. Para ellas se realizan ejercicios de meditación y autohipnosis que afirmen sus sentimientos de aceptación incondicional al bebé.


¿Regresiones?

Esta vida es el resultado de todas las vidas pasadas y es por eso que primero debemos trabajar con el análisis de la vida actual. Cuando no se solucionan todos los problemas a pesar de ya haber conocido a través de la hipnosis todos los momentos de nuestra vida presente, es necesario buscar la solución en la terapia de vidas pasadas para comprender lo que nos está sucediendo.

Esta terapia ayuda al paciente a descubrir su naturaleza espiritual, experimenta la inmortalidad espiritual y toma autoresponsabilidad de su vida emprendiendo un desarrollo espiritual consciente. Si usted no cree en la reencarnación converse con su terapeuta para que le explique de mejor manera acerca de este momento del estado hipnótico.

 

Códigos del Universo
Bebé a Bordo
Hipnoterapia
 
more   
 
more   
 
more